Lunes, 19 de Agosto de 2019 | 5038020 páginas vistas
SOCIEDAD
OTRAS SECCIONES
foto
10-01-2014
Miss Mara, la trapecista de Moratalaz que maravilló al mundo
“Quien se reserva no es artista". Con esta máxima que solía repetir esta trapecista, considerada como una de las mejores de la historia, uno se puede hacer una idea de la devoción y el alma que le ponía Miss Mara a su trabajo, su arte, su modo de vida y expresión.

María del Pino Papadopoulos, conocida como Miss Mara, gaditana de padre griego y madre malagueña era amiga del trapecio desde que tenía 4 años. Que su entorno familiar viviese y respirase circo fue el caldo de cultivo para que Miss Mara descubriese ese talento que ya con 5 años empezó a mostrar en el Circo de la Florida, en Cartagena, propiedad de su familia hasta que fue vendido a su tío, el padre de Ángel Cristo. Desde este momento Mara se desligó de la Florida y voló cada vez más y más alto.

Su resbalada desde las corvas hasta los talones, con pies descalzos y su arroje de nuca, con la que se sujetaba a la barra del trapecio, fueron unas de las técnicas, junto con una disciplina, creatividad y valentía admirables, que la hicieron destacar allá donde fuese y convertirse en un emblema del  trapecio. Su escalada de triunfos y admiradores de su técnica la encumbraron en el mundo circense, convirtiéndose en una estrella del Ringling, circo Price y allá donde fuese Miss Mara.

Ha sido la única trapecista en conseguir el Oscar Internacional de Circo, el Premio Nacional de Circo (en 2 ocasiones) y la Medalla al Mérito de las Bellas Artes, a parte del reconocimiento mundial y ser uno de los espejos donde mirarse para todo trapecista y   profesional del circo que se preste.

Hasta el momento de su muerte, el pasado 14 de diciembre, y ya retirada desde 1979, Miss Mara seguía respirando circo, y prueba de ello fue su aparición y homenaje en el nuevo circo Price, al que le gustaba de ir, y su condición de presidenta del Club de Payasos y Artistas del Circo Español.

Posiblemente la haya podido ver por Moratalaz, pues ha estado residiendo aquí desde los años 60, convirtiéndose en una de nuestras ilustres vecinas del barrio.

Ella dijo una vez: "Es ahí, elevada unos cuantos metros sobre la tierra, como si quisiera tocar el cielo, cuando me siento más fuerte y segura, como si la pista y el mundo fueran míos. Me siento dueña del espacio". El cielo, como siempre lo ha sido, es tuyo Miss Mara. Descansa en paz.
COMPARTIR
Agregar a FacebookAgregar a TwitterAgregar a Google+Agregar a LinkedinAgregar a DiggIt!Agregar a MeneameAgregar a RedditAgregar a BlogmarksAgregar a Favoritos
VOLVER
Buscar palabra o frase
PERIODICO EN PDF
DESCARGAR
Descargar Acrobat Reader Periodico en PDF

RSS
PORTADA | POLITICA | SOCIEDAD | CULTURA | EDUCACION | MEDIO AMBIENTE | SALUD | DEPORTES | REPORTAJE | OPINION | HISTORIA MORATALAZ
Agenda comercial | Enlaces | Anuncios clasificados | Televisión Moratalaz